“But Paris was a very old city and we were young and nothing was simple there, not even poverty, nor sudden money, nor the moonlight, nor right and wrong nor the breathing of someone who lay beside you in the moonlight.”

E. Hemingway.
"París era una fiesta"


Friday, 29 October 2010

Del absurdo

La cárcel de Åna acaba de ser re-inaugurada. Las celdas construidas en 1915 para albergar a cuatro personas y que tantas quejas por parte de los reclusos y de la dirección de la cárcel generaron han sido remodeladas y ahora, además de ser personales, ostentan baño intercalado, paredes preparadas para aislar el mundanal ruido y televisor.

Cuando pienso en los señores que irán a ocupar esas celdas, acondicionadas como habitaciones de hotel, después de haber asesinado, violado, robado, estafado y en otras palabras jodido al prójimo en todo el sentido de la palabra, me dan ganas de gritar. Y si de paso pienso en los niños, en los viejos durmiendo en la calle, sin otra manta que un diario  ni otra almohada que el pavimento sin haber cometido más crimen que el de ser pobres, siento que la rabia me roe.


Que de las condiciones de su reclusión depende en alto grado la recuperación moral y social de un delincuente no me caben dudas. De que ésto rebasa los límites de lo ridículo y de lo injusto, tampoco.


                                        Una de las nuevas celdas de la cárcel de Åna.

7 comments:

  1. If you like to get away from the real world and take a holiday. Rob a bank in Norway.

    [...]every cell comes with a private bathroom and a flat-screen TV, as well as a view–the windows don’t even have bars in them. But what about facilities, you might ask? My college dorm had a foosball table, and a vending machine! This prison can’t match that, right? Wrong. Halden has a gym, training room, chapel, library, family visiting unit, football (possibly soccer) field, a school, and, most unbelievably, a sound studio. But it’s the design that’s most strikingly different from American prisons. Halden doesn’t shy away from bright, cheerful colors, and actually spent about $1 million to hire a graffiti artist named Dolk (sort of their version of Banksy) to paint beautiful murals all around the grounds.


    And I'd let that lonesome whistle blow my blues away...

    http://www.usp.com.au/fpss/prisoners.html

    ReplyDelete
  2. Not only that. Put a shelter or two on fire, so you can go to one of this confy rooms while the shelter's employees get fired.

    ReplyDelete
  3. Pues sí.

    Pero luego no da el presupuesto anual para construir más círculos infantiles, las listas de espera en los hospitales y asilos crece cada día más, hay que cerrar centros de rehabilitación porque el dinero no alcanza, y es que se lo están gastando en charlatanerías.

    ReplyDelete
  4. ¿y en qué quedó por fin lo de los albergados quemadores y protestones por la carne?

    ReplyDelete
  5. En que a los empleados de los albergues los despidieron y están ahora en el paro. Para redondear, vaya.

    ReplyDelete
  6. En realidad está un poco exagerado. Pero prefiero mil veces la exageración que lo que se vive en las cárceles de por acá. hace poco murieron mas de 80 presos, porque se armó un incendio y simplemente, no les abrieron las puertas, pues sólo había 5 gendarmes. Lo peor es que el tema estuvo muy pocos días en la opinión pública; mostraron las condiciones brutales de hacinamiento(imaginate, que dormir en el piso entre dos literas de tres, te marca un cierto estatus, pues los menos fuertes les toca en la parte donde corren los desperdicios del baño, y después, no se ha hablado más del tema.Los comentarios en ese entonces de los chilenos eran que qué querían, que se lo merecían, etc.
    Ahora, los torturadores de la dictadura van a una cárcel especial con muy buenas condiciones.
    En fin, que me quedó claro que me voy a portar demasiado bien, pues no sé si podría vivir así. O que si me porto mal, prefiero portarme mal por allá por donde vives.

    ReplyDelete

¡Habla, pueblo de Aura!