“But Paris was a very old city and we were young and nothing was simple there, not even poverty, nor sudden money, nor the moonlight, nor right and wrong nor the breathing of someone who lay beside you in the moonlight.”

E. Hemingway.
"París era una fiesta"


Thursday, 23 September 2010

Votos contra el horror

"En Oslo, un hombre de procedencia iraní ha asesinado a sus tres hijitas -de dos semana, siete y nueve años respectivamente- y a su esposa, de origen marroquí, para suicidarse luego ahogandose en el lago Gjersjøen."

Mientras leo, el espanto me sobrecoge. Pienso en mi amiga M. marroquí y casada con un iraní  hijo de puta y desequilibrado, madre ella también de tres niñitas y de la cual no he recibido noticia alguna desde que él se las llevara a vivir a Melilla en el verano.

La recuerdo sonriente, dulce, perdida en el caos de una cotidianeidad que nunca supo controlar. La recuerdo desencantada, tratando de atar cabos que se le escapaban, tratando de comprender. La recuerdo sobre todo llorosa, tocándome a la puerta de madrugada, pidiendo protección y alojamiento, y el extraño contraste de las botas cubiertas de nieve con sus piyamas...

Yo no creo, pero ella sí. Así pues, que Aláh, El Misericordioso, las proteja y salve de un final parecido y permita que regresen muy pronto. Porque sólo Él es sabio.


9 comments:

  1. whoa!
    la nota original, ¿abundará en la conexión entre el origen étnico, la religión y la matanza?
    i mean, ¿tiene que ver?

    de todos modos es un horror lo sucedido.
    pero, ¿lo hizo por loco o por religioso?
    pedante yo, i know...

    (la palabra del código para publicar era "fiera")

    ReplyDelete
  2. Hasta ahora no sabemos los motivos. Los vecinos de la familia describen un tipo tranquilo, responsable y servicial, cariñoso y preocupado con su famila. No se le conocían tendencias especialmente religiosas ni habían escuchado nunca discusiones en la casa.

    Si supieras, los casos que se han dado en los últimos años de dramas familiares de éste calibre han sido tanto de inmigrantes como de noruegos. Van a la par en el horror.

    Fiera, qué apropiado. Monstruo más bien.

    ReplyDelete
  3. Extra, extra!

    Tras entrevistar a varios de sus amigos y conocidos la prensa publica hoy que Saeid Ahmadzadeh, el monstruo en cuestión, nacido en 1969, era en Irán miembro de la guerrilla perteneciente al partido comunista Kommalah.Al parecer se enroló a los doce años y estuvo activo hasta 1993, cuando emigró a Noruega.

    Trabajaba como chofer de taxis, y a varios colegas les hizo saber en diferentes ocaciones que estaba decepcionado de las condiciones de vida en el reino. Entre otras cosas le parecía que había que trabajar demasiadas horas para ganar el pan diario.

    Si estas frustraciones fueron lo que lo llevaron a asesinar a su familia probablemente no lo sepamos nunca, pero al menos es un retrato más nítido.

    ReplyDelete
  4. Vaya pero si estaba tan frustado por qué no se mató el solito?

    ReplyDelete
  5. La pregunta del millón. Sobre todo llama la atención que sea la vida en Noruega lo que lo frustra cuando viene de una guerrilla en Irán.

    ReplyDelete
  6. Lo has dicho...Cuesta creer que sea ese país, esa vida y ese entorno, lo que frustre a este desequilibrado.

    Lo siento :(

    ReplyDelete

¡Habla, pueblo de Aura!