“But Paris was a very old city and we were young and nothing was simple there, not even poverty, nor sudden money, nor the moonlight, nor right and wrong nor the breathing of someone who lay beside you in the moonlight.”

E. Hemingway.
"París era una fiesta"


Saturday, 11 September 2010

Otoño

El otoño es la estación de los raros. Los góticos salen otra vez y llenan la ciudad de sombreros de copa y ojeras, los retro sacan sus velillos y sus guantes de seda, los emos se reagrupan y se reafirman. La decandecia y la melancolía están justificadas en otoño. Aquellos que osen exibir escotes, dorados artificiales y colores alegres serán mirados con lástima por los que lucimos palideces a tono con la estación. Ha llegado el tiempo de los crisantemos y el musgo, las melenas desparramadas por la espalda y los mitones de lana tejidos por la abuela.

Tres meses de ocre y dorado, de vinos y velas, de Tom Waits, Tori Amos y Marianne Faithfull disputandose el silencio. Neblina y llovizna, cuervos y erizos, museos y cementerios. Tiempo de ser, más que de parecer.



Foto: JP Witkin

1 comment:

¡Habla, pueblo de Aura!