“But Paris was a very old city and we were young and nothing was simple there, not even poverty, nor sudden money, nor the moonlight, nor right and wrong nor the breathing of someone who lay beside you in the moonlight.”

E. Hemingway.
"París era una fiesta"


Monday, 23 April 2012

Bibliofilia

Esta foto la publicaba ayer, vía Facebook, una librería en la que suelo comprar, con el enunciado "¿Algo para colgar en la puerta?" Las reacciones que provocó fueron variadas, y hoy le he estado dando vueltas a un par de ellas.

"Grosero", decía una señora. "Ni siquiera tiene un "por favor" que suavice el mensaje."

"No me interesa", decía otra. "No se me ocurriría espantar a los que se acercan a conversar conmigo por leer un libro, no importa cuan bueno sea. No se va a poner malo por esperar un poco."

Ambas opiniones son respetables, pero para mi representan exactamente la mentalidad del que no comprende lo importante que es, para los que amamos leer, que nos dejen hacerlo en paz y tranquilidad. Sin que se nos hable, sin que se nos toque, sin que se nos mire muy fijo, sin que se nos recuerde que hay otra realidad que la de perder el aliento detrás de un conejo blanco, luchar contra la gangrena en el Kilimanjaro o escribir "Esta cuca es mía" con pintura azul en el vientre de una muchacha.

No puede ser tanto pedir...


9 comments:

  1. Y además no le pueden ver el toque de humor??? Por qué todo se lo toman tan en serio!!!???

    ReplyDelete
  2. Tomarse las cosas en serio??? Eso te pone viejo y te arruga.

    ReplyDelete
  3. Todo lo que sea jorobar al prójimo de hecho o de palabra está de moda. Mira a tu alrededor para que veas...

    ReplyDelete
  4. Y tú desviando la vista hacia el libro y no se dan por enterados.

    ReplyDelete
  5. Usted se calla, que estamos leyendo!! ;))

    ReplyDelete

¡Habla, pueblo de Aura!